Crepería EH VOILÀ

Después de tantas tapas también apetece de vez en cuando un poco de tranquilidad, un restaurante con su mesita, sus sillas y un servicio como dios manda. Con esta premisa decidimos elegir un local céntrico y que fuese una apuesta segura, así que nos presentamos en el Eh Voilà en la C/ Esgueva, frente a La Solera (el trato no se le parece ni lo más mínimo). Recomiendo reservar o ir con tiempo para hacer cola.

ehvoila01

El Eh Voilà es un referente donde todos hemos ido en algún momento; aniversarios, cumpleaños, citas donde esperábamos generar buena impresión… .

Nos garantizamos un trato atento, educado, amable y cercano, algo muy raro tiene que pasar para que se les cuele un camarero que no cumpla esto.

Una vez dentro simplemente te tienes que dejar llevar, pedir consejo a los camareros y disfrutar, puesto que tienes el éxito asegurado.

El local es muy cálido con un diseño atractivo, la única pega que veo es la cercanía con el resto de las mesas que hace que en ocasiones sea más cálido de lo que deseas.

Nos pedimos dos medias raciones:

Tomates del chef: un tomate pelado y relleno de queso crema salsa pesto y aceite de albahaca. Buenísimo.

tomatesdelchef-ehvoila

Pollo Tika Masala: dados de pollo salteados con Salsa Tikka Masala (curry suave) y leche de coco, piña y plátano, con arroz. Bueno y recomendable aunque el curry se lleva todo y llena un montón.

pollotikamasala-ehvoila

Y un crêpe salado para cada uno, se nos fue de las manos totalmente, con uno para compartir habría sobrado, tened en cuenta que tienen un buen tamaño y están llenos de queso y demás cosas. En este caso fueron:

Sureño: Pollo asado, bacon, queso emmental, salsa de mostaza dulce y crujiente de cebolla.

Alpino: queso crema, pavo, salsa de mostaza dulce, cebolla frita y queso gouda.

crepe-ehvoila

Después de meternos todo esto entre pecho y espalda y con una sensación de gordo indecente que no os podéis imaginar (tanto es así que dejamos medio crêpe cada uno y me lo llevé para almorzar al curro al día siguiente), no podía faltar el postre, con mayúsculas: Brownie de chocolate con helado de vainilla y chocolate blanco grrrrr. Que recuerdos, nos encanta.

brownie-ehvoila

Todo esto con un cortadito y una hora de paseo para bajar la cena, hace que te levantes al día siguiente con una cara de felicidad para ir a currar con tu medio crêpe del almuerzo impresionante.

VALORACIÓN:

SABOR:   8

TRATO:   9

LIMPIEZA:   9

PRECIO:   7.5

[TOTALMENTE RECOMENDABLE], más si es en pareja.

RESTAURATE ÁGORA

Esta semana hemos visitado el restaurante Ágora, situado en una de las calles con menos jaleo de la zona de Coca, calle Pedro Niño nº1, también conocida como la calle de la Parrilla de  San Lorenzo.

Unos compañeros nos insistieron mucho en visitar este local y las sensaciones son agridulces. El restaurante es muy barroco, personalmente me recuerda a uno de esos salones que tienen las abuelas con inmensos muebles de madera totalmente sobrecargados.  Además tiene algo que choca un poco, motivos romanos en un local que debería ser griego… en fin dejémoslo en que no han estado acertados con la decoración.

La principal sorpresa y solo por eso un lugar para volver, es la camarera, te aconseja, se preocupa y ante todo es amable, algo que debería ser obligatorio en un negocio de cara al público y una de las cosas que los consumidores tenemos que tener en cuenta y dar una gran importancia a la hora de elegir donde vamos a gastar nuestro dinero.

El restaurante tiene varias opciones de comida: menús especiales, raciones, pinchos (de concurso y frios) y bocatas. A mi forma de ver una oferta demasiado amplia donde sigo sin ubicar los bocadillos.

Nuestra amiga nos aconsejó la cecina rellena de mouse de oca con confitura de tomate natural sobre pan tostado, el hojaldre relleno de manitas y boletus con reduccion de PX (Pedro Ximenez) y la carrillera ibérica al oporto con pasas de corinto sobre cama de patatas panadera.

cecina-restaurante-agora

hojaldre-restaurante-agora

carrillera-restaurante-agora

Seguramante con esto del blog nos hemos vuelto bastante puntillosos, pero cada pincho tenía su pega. El de cecina estaba muy bueno aunque nos pareció excaso, a penas tiene dos mordiscos (sale a euro el mordisco). El de carrillera, bajo nuestro punto de vista no se puede considerar pincho, si a caso ración y no vimos por ningún lado ni las patatas panadera (eran fritas caseras) ni las pasas de corinto, aún con todo esto estaba tremenda. Para terminar y tras avisar de que no nos gustaba la casquería, nos convenció para probar el hojaldre y la conclusión sigue siendo que no nos gusta la casquería, aunque no nos arrepentimos de la elección. Si el hojaldre estuviese relleno de carrillera sería perfecto…. ahí lo dejo.

Después de todo lo que habéis leido pensaréis que el sitio no merece la pena, os equivocais. El sabor de los pinchos es bueno y no demasiado caro, si a esto le sumas el trato merece la pena pasarse.

VALORACIÓN:

SABOR: 7

TRATO: 9

LIMPIEZA: 8

PRECIO: 7

[RECOMENDABLE]

Second Season

Hola de nuevo queridos amigos y seguidores del blog, esperamos que os hayan ido tan bien las vacaciones como a nosotros.

Esta temporada queremos seguir compartiendo con vosotros nuestras experiencias por los bares y restaurantes de nuestra ciudad.

Os agradecemos de nuevo vuestro gran apoyo durante este largo periodo estival en el que no habeis parado de visitar nuestro blog, mientras nosotros para que engañaros hemos vagueado todo lo que hemos podido y más.

En fin comienza la segunda temporada de UN PALILLO POR FAVOR y comienza calentita.